Turismo cultural

Historia viva a nuestro alcance


 

La Vall de Ribes esconde uno de los patrimonios culturales e históricos más ricos de Catalunya, gracias a su privilegiada posición a lo largo de la historia del territorio catalán. Este factor la convierte en un paraje ideal para realizar una escapada de turismo cultural, fácilmente combinable con cualquier deporte de montaña o actividad de aventura o con una ruta gastronómica por alguno de los restaurantes de la zona.

Para cualquier amante del arte y la cultura, la Vall de Ribes es un buen motivo para disfrutar ya que acoge una de las concentraciones de arte románico más grandes de los Pirineos y más importantes de toda Europa. Entre los pueblos medievales de la Vall de Ribes podréis descubrir pequeños tesoros como la iglesia de Santa Magdalena de Pardines, la iglesia de Sant Esteve de Pardines, la iglesia de Sant Marcel de Planès, la iglesia de Sant Vicenç de Planoles, la iglesia de Sant Jaume de Queralbs, la iglesia de Santa Maria de Ribes, la iglesia de Sant Cristòfol de Ventolà, la iglesia de Sant Cristòfol de Toses o el santuario de la Vall de Núria, por citar algunos de los monumentos de arte románico repartidos por la Vall de Ribes.

Una excelente manera de conocer el patrimonio cultural de la Vall de Ribes es hacerlo a través de sus fiestas populares, festividades que conmemoran acontecimientos estrechamente unidos a la historia, la religión y el folclore del valle. La Fiesta de San Gil en la Vall de Núria o el Concurso Internacional de Perros Pastores en Ribes de Freser son algunas de las celebraciones más tradicionales y más populares del territorio de la Vall de Ribes. Todo ello, aderezado con ferias populares como la Feria de la Seta, la Feria del Queso o la Feria de la Miel, todas ellas celebradas en Ribes de Freser.

Además del arte románico y las fiestas populares, también es posible descubrir el patrimonio histórico de la zona a través de visitas guiadas por la Vall de Ribes y exposiciones como el Espacio Joan Triadú o La Casa de las Mariposas.

Por último, la Vall de Ribes es conocida por su oferta de turismo cultural gracias a ‘Románico en Vivo’, un ciclo de conciertos de pequeño formato que tiene lugar en la Vall de Ribes desde 2003. ‘Románico en Vivo’ tiene la particularidad que se desarrolla íntegramente en iglesias de los municipios de Toses y Planoles, un total de ocho conciertos por seis ermitas románicas milenarias, que ofrecen una acústica inmejorable para disfrutar de una velada musical cálida y agradable.

Realizar una escapada de turismo cultural es una de las mejores maneras de descubrir el patrimonio histórico de la Vall de Ribes y de sus habitantes a través del arte, las fiestas populares, la música y la gastronomía.

romanic_1_f08c5449b079e109410b4a0610959a00El Románico constituye uno de los grandes momentos de la historia del arte catalán. Por la importancia excepcional, internacionalmente reconocida, y porque en la historia y en el imaginario de Cataluña tiene connotaciones casi míticas, asociandose con los orígenes políticos y nacionales del país. Los conceptos Cataluña y catalán se popularizan a lo largo de los siglos XI y XII, al mismo tiempo que se escriben los primeros textos en catalán. A nivel artístico, estos siglos constituyen la denominada época del románico.

El arte románico empieza a introducir sus innovaciones en el siglo XI con el denominado “primer arte románico”. Los cien años siguientes vivirá su esplendor y un desarrollo excepcional con las artes plásticas, la pintura mural, la pintura sobre mesa y la escultura. El siglo XIII será el de la transición hacia al estilo Gótico. El Románico es hijo y espejo de una sociedad construida sobre dos pilares: un orden social feudal rígido y una iglesia cristiana muy poderosa en todos los ámbitos. La influencia de la iglesia en la esfera cultural a lo largo de muchos siglos explica el hecho que las principales manifestaciones artísticas que conservamos sean de carácter religioso.

Catalunya es una tierra rica en testimonios de arte románico, desde los importantes conjuntos monumentales hasta las pequeñas iglesias rurales, además de las colecciones únicas de pintura sobre el imaginario románicas. Esta actividad artística se enmarca en el contexto de la reconquista, donde los condados catalanes del norte del país liderados por el de Barcelona -y dependientes del imperio carolingio-, están en constante expansión territorial. Con los conquistadores llegan los repobladores y la iglesia, que gracias a la arquitectura románica ven magnificados sus edificios. Un edificio religioso muy emblemático es el del Monasterio de Ripoll, uno de los centros culturales más activos de su tiempos. Su escritorio es un grande centre de cultura y cuenta con una rica biblioteca. Al mismo tiempo, hay vínculos muy estrechos entre la familia comdal y Ripoll, que se manifiestan, por ejemplo, en la relevante personalidad del abad Oliba.

Siglo XI: La difusión del Románico conoce una importante difusión en este siglo, consecuencia directa de la mejora económica producida por las explotaciones agrícolas, un mayor dinamismo social y el crecimiento de los núcleos urbanos. Se construyen monasterios, catedrales, iglesias, capillas, puentes, castillos, imágenes, ornamentos y mobiliario litúrgico. El Románico es un arte de síntesis. Esto quiere decir que se funden elementos de culturas diversas. Se pueden reconocer restos del mundo romano en los vueltas de cañón, de arista, o en las galerías y columnas des de los claustros; también se manifiestas las influencias de las culturas nórdicas y de el islam. Los reflejos del mundo bizantino se materializan en una de los imágenes más repetidas en estos siglos: Cristo Su Majestad. Esta imagen representa Dios entronizado bendiciendo y coronado por una aureola alrededor de la cual aparecen los cuatro símbolos de los evangelistas, el denominado “tetramorf”. Mediante el lenguaje de las formas, el arte Románico transmite la idea de orden, jerarquía y autoridad. La rigidez de las imágenes expresa severidad -Cristo en Majestad es padre y juez- y el orden en el cual están colocadas las figuras responde a una estricta jerarquización.

Siglo XI: Gran expansión por todo el territorio: se construirá una densa red de iglesias, monasterios y castillos. Se define un primer tipo de iglesia románica con planta de cruz latina. Otra señal característica de las iglesias románicas de este momento son los parámetros de adoquines más irregulares y pequeños en un primer momento pero que irán escuadrando-se y agrandando-se con el paso del tiempo. En esta primera fase del arte románico convergen dos influencias: una de tradición carolingia (Sant Pere de Ruedas) y una de otra de influencia llombarda, que en Cataluña será la dominante. Se denomina así porque se considera introducida por constructores provenientes de la región de la Llombardia, al norte de Italia, dónde se encuentran edificios románicos muy parecidos a los catalanes: ausencia de decoración escultórica, paredes de adoquines pequeños y articulación de los muros mediante bandas verticales (“lesenes”) y frisos de arcos ciegos (arcos llombardos).

Siglo XII: Esplendor: la pintura y la escultura del siglo XI son artes que florecerán en el siglo XII, cuando la decoración escultórica y pictórica se extenderán por todas partes. Muchas de las grandes portadas románicas como la de Ripoll son de esta época. Las formas arquitectónicas se enriquecen y los capiteles se llenan de figuras -una invención del Románico con motivos muy a menudo enigmáticos-, sobre todo en los claustros, que vivirán su gran momento en este siglo. También lo serán las destacadas muestras de iconografía en madera (“Mares de Déus, Crists en Majestad, Davallaments”) así como las ricas colecciones de frontales y paramentos de altar pintados que es conservan en museos e iglesias. El despliegue de la pintura mural románica corresponde igualmente al siglo XII y da lugar a conjuntos de rica iconografía y de una gran fuerza plástica (de entre los cuales sobresale Taüll). La batalla de Muret (1213) cambiará forzosamente la orientación de la expansión catalana: se abandonará la idea de construir un estado a ambos lados de los Pirineos y se mirará de construir uno hacia el Mediterraneo. Las conquistas de Mallorca y València, en el siglo XIII, de la mano -o la espada- de Jaume I, sellarán esta nueva estrategia.

Siglo XIII: Es la Transición hacia el estílo Gótico desde el Romànico de una manera gradual y sin roturas. Las catedrales de Tarragona y Lleida son un buen ejemplo. El Gótico aportará innovaciones en todos los ámbitos. El uso del arco apuntado y de la vuelta de crucero se hace comun, así como la estética de los monasterios cistercienses (Poblet, Santas Cruces, Vallbona), caracterizada por el predominio de los elementos estructurales -muros, columnas, pilares, arcos, nervios…- por encima el ornamentación figurada. Hacia la segunda mitad del siglo XIII el estilo gótico ya está plenamente introducido, tanto en el ámbito de la arquitectura, con los conventos de los órdenes de mendigos, como en el de las artes plásticas que, con la llegada del nuevo estilo, se enriquecen con nuevos temas y ganan en expresividad.

Romànic en Viu és un cicle de concerts a les Esglésies de la Baronia de Toses. Concerts de petit format realment càlids i agradables, amb uns recintes d’una acústica immillorable, fet que porta any rere any més audiència al Festival. La Vall de Ribes i el Ripollès en general gaudeixen des de l’any 2003 d’un cicle de concerts ben particular. El racó més nord-occidental de la comarca, la profunda vall del riu Rigat, a cavall entre la Vall de Ribes i la Cerdanya, presenta any rere any una oferta musical de qualitat en el marc incomparable de les seves petites ermites romàniques.

Aquest Cicle de Concerts té la particularitat que es desenvolupa íntegrament a les esglésies dels municipis de Toses i Planoles, en total vuit concerts per a sis ermites romàniques mil•lenàries, oferint música en directe als milers d’habitants i estiuejants que durant els mesos de calor s’acumulen en aquestes contrades. Els pobles amfitrions de les actuacions musicals són Dòrria, Nevà, Fornells de la muntanya, Toses i Planoles, tots ells ubicats en els dos citats municipis. Anomenat en les seves primeres 6 edicions EMUSICAL, aquest cicle es va rebatejar l’any 2009 com a ROMÀNIC EN VIU, i ofereix des de llavors el que anomena“Cultures Convidades”: una varietat de grups d’origen cultural divers que permet endinsar-se en l’univers musical de cadascuna d’elles, oferint un viatge cultural a través de la música.

De moment s’ha gaudit de concerts de les cultures occitana, basca, catalana, brasilera, balear, i amb previsió any a any d’endinsar-se a nous racons de món des de dins d’aquests monuments romànics dels racons de la vall del Rigat.

La casa de las mariposas

La casa de las mariposas

C/ Estació, núm. 4
696 414 592 / 938 890 717
http://www.lacasadelespapallones.com

La colección de mariposas tiene origen en 1968, en Dòrria, concretamente en la casa nombrada Cal Tit, que fue propiedad de los hermanos Hipòlit y Agustí Gabaldà.

Espacio Joan Triadú

Espacio Joan Triadú

Biblioteca Terra Baixa
972 72 90 90

La exposición permanente “Leer como vivir” instalada en la ciudad natal del pedagogo y activista cultural, Joan Triadú.

Alt Ter

Alt Ter

Ecomuseu El Molí Petit, s/n
972 72 13 17 / 686 113 344
http://www.alt-ter.org
info@alt-ter.org

CEA Alt Ter es una asociación sin ánimo de lucro dedicada a la educación a través del descubrimiento del entorno natural y del patrimonio histórico y social, así como su recuperación, conservación y difusión. La asociación nació en el año 2000 cuando un grupo de educadores iniciaron proyectos de educación ambiental y otros relacionados con el medio ambiente en el Ripollès.

Ruris Amatores

Ruris Amatores

669 40 63 81
petraria@terra.com

Visitas guiadas por el Valle de Ribes.

X