RIBES DE FRESER

El centro administrativo y económico de la Vall de Ribes, Ribes de Freser, es lo más parecido a una pequeña ciudad que se puede encontrar en este rincón del Pirineo catalán. Con una distribución en forma de Y y rodeada de ríos, tiene absolutamente de todo y, al igual que el resto de pueblos del valle, es un destino ideal para disfrutar del concepto de slow days. La vida sin prisa, esa en la que se disfruta de cada detalle, desde el primer rayo de sol a la brisa en la cara al atardecer pasando por el sabor del pan a mediodía, es la que te aguarda en Ribes de Freser.

Qué hacer eN RIBES DE FRESER

Las actividades disponibles en Ribes de Freser se multiplican. Si te gusta el cine, estás de enhorabuena: Ribes de Freser cuenta con uno antiguo comprometido con el cine documental y medioambiental. También es el lugar desde el que disfrutar de la popular vía ferrata, que transcurre por un itinerario de origen volcánico de bellísima factura. Y es que si buscas caminar y descubrir cada rincón de la Vall de Ribes, lo tienes hecho: por Ribes de Freser pasan rutas en todas las direcciones, algunas de ellas con los mejores miradores de la zona. No te olvides la cámara o te arrepentirás.

Dónde dormir en RIBES DE FRESER

Pasa la noche como quieras, porque la oferta de alojamiento en Ribes de Freser es potente. Pequeños hoteles, hostales, casas rurales llenas de encanto… y para ponerle la guinda al pastel, un paseo a pie o en coche hasta el refugio Pla d’Erola, a 1.524 metros de altitud, en el que podrás degustar lo mejorcito de la gastronomía de la zona: arroz de montaña, carne a la brasa y cómo no, los celebérrimos embutidos de la Vall de Ribes.

Dónde comer en RIBES DE FRESER

A esta pequeña ciudad en la montaña acuden viajeros y locales del valle en busca de saborear los mejores platos de la región. La sopa de pastors, la de neu o la Canamillana te esperan en cada cocina de cada restaurante de Ribes de Freser. Y cuando termines, los postres; toda una especialidad de la zona. Elige restaurante, uno en cada comida, y no te dejes nada por probar: cada chef tiene su especialidad.

Más sobre RIBES DE FRESER

Ribes de Freser es un reflejo perfecto de la evolución de la sociedad a lo largo de la historia. De origen agrícola, la revolución industrial y el avance tecnológico han conseguido que el pueblo viva del campo, de la explotación minera, del papel y del textil antes de hacerlo del turismo. Y es que son muchos los viajeros que saben que los slow days en Ribes de Freser son otra historia: a la paz y tranquilidad que se respira a cada paso se unen los eventos y fiestas durante todo el año. Cuando vengas solo tienes que dejarte llevar.

Batet, Bruguera, Ribes Altes y Ventolà

Los núcleos agregados a Ribes de Freser, cada uno con su encanto particular. Desde Ventolà, ubicado a 1.385 metros de altitud, podrás disfrutar de unas vistas de ensueño del Valle del Rigat; en Batet, una encantadora capilla te dará la bienvenida; en Ribes Altes los locales viven en bellas masías y casas de pagés, y en Bruguera lo hacen en mitad de un bosque de pinos cromáticamente particulares. ¿Te los vas a perder?

Otras poblaciones similares a Ribes de freser en la Vall de Ribes

Este pueblo con forma de Y no es el único que da sentido a la Vall de Ribes. A pocos kilómetros de aquí se encuentran lugares de cuento como estos: