Albergues en la Vall de Ribes

Disfruta de tu viaje a este paraíso pirenaico compartiendo tu alojamiento con otros viajeros que buscan lo mismo que tú: conocer gente interesante que sabe lo que quiere, respirar aire puro, dormir compartiendo habitación y el placer de la compañía. Los albergues en la Vall de Ribes te esperan, totalmente preparados para que vivas una experiencia rústica de altura.

Conoce otros viajeros

En los albergues de la Vall de Ribes compartirás habitación y baño con otros viajeros. Tendrás oportunidad de conocerles y de escuchar sus historias mientras disfrutáis conjuntamente de un contundente desayuno con el que arrancar bien el día. Podréis, incluso, hacer planes juntos y descubrir los eternos encantos de la Vall de Ribes en compañía de gente afín a ti. Si eres de los que socializan sin problema alguno, un albergue es tu mejor opción.

Siente la acogida

Aquellos que prefieren alojarse en albergues conocen perfectamente la magia de compartir al viajar. Y es que te sentirás acogido en todo momento, incluso cuando estés realizando alguna actividad por el entorno rural de la Vall. No tardarás nada en sentirte parte de la familia que forma el personal del albergue con el resto de viajeros. ¡Imagina la reconfortante sensación cuando te vayas a dormir, rodeado de gente con unos gustos tan similares a los tuyos!

Para los amantes del senderismo

Los albergues son para descansar. Para hacer noche, desayunar si hay oferta de restauración, socializar (solo si te apetece) y poco más. ¿Por qué? Porque es un medio fantástico para dormir en la montaña y disfrutar de todos sus atributos. Cuando amanece, los alberguistas emprenden la marcha y se lanzan al camino. Pregunta en tu albergue por las rutas de senderismo más bonitas que pasen cerca y date el gustazo de recorrer a pie kilómetros llenos de flores, aromas, colores y naturaleza de lo más exuberante.

¿Venís en grupo?

¿Un grupo grande? Os lo vais a pasar de miedo: quedaos en uno de los albergues de la Vall de Ribes y dormid todos en la misma habitación. Compartid literas, descansad en compañía y emprended la marcha al día siguiente sintiéndoos más cerca que nunca los unos de los otros: ¡los albergues unen! Grupos grandes, pequeños… Es lo bueno de los albergues: cuentan con una gran capacidad de acogida, por lo que no será necesario que os separéis en distintos alojamientos vengáis los que vengáis.

Albergues para todos los bolsillos

Conoces gente, duermes en un ambiente muy rústico, compartes experiencias… Pero todavía no hemos hablado de este importante factor: el precio es mucho más económico que cuando te alojas en un hotel o en un hostal. En un albergue, además, cuentas con muchos alicientes. Da el salto si no lo has probado todavía; la Vall de Ribes es el mejor lugar para estrenarte en un alojamiento de estas características.

Alojamientos alternativos a los albergues en la Vall de Ribes

Si lo de compartir habitación o cuarto de baño no te gusta mucho o prefieres más intimidad en términos generales, ¿qué tal si echas un vistazo a los otros tipos de alojamiento que tenemos disponibles en esta zona del Ripollés? Todos ellos cuentan con el atractivo atributo de estar envueltos en una atmósfera natural encantadora, uno de los puntos fuertes de la Vall de Ribes. ¿Cómo te apetece disfrutar de este sensacional destino en mitad del Pirineo catalán?

Una opción joven y de calidad…

Roques Blanques